Servicio Certificado GM | GM Parts - Recomendaciones
Muestra las recomendaciones para el óptimo funcionamiento de tu vehículo.
recomendaciones para tu vehículo, recomendaciones para motor, funcionamiento motor, tips automóvil.
1783
page,page-id-1783,page-child,parent-pageid-1547,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Recomendaciones

RECOMENDACIONES

HÁBITOS

Ahorro de combustible

No importa cuán económico sea un auto en sus documentos técnicos, esto siempre dependerá de algunos factores (como la conducta de su propietario). Entre las principales causas que inciden en el excesivo consumo de combustible se encuentran:

1. Arranques rápidos. Un ejemplo es cuando el semáforo cambia a verde y quieres ganarle la arrancada a todos.

2. Viajes cortos y frecuentes; como ir a la panadería, luego al supermercado, después a la escuela y al final al dentista.

3. Frenadas constantes tras fuertes aceleradas. ¿Para qué aceleras hasta tercera velocidad en una cuadra, si te va a recibir un semáforo con luz roja?

4. Peso constante en la cajuela. Lo recomendable es liberarla de carga innecesaria (aplica lo mismo cuando el vehículo avanza en su límite de pasajeros y/o carga).

5. Manejo en el límite de revoluciones de la caja de cambios (como cuando vas acelerando en una pendiente en segunda velocidad).

6. Manejo a alta velocidad.

7. Manejar con las ventanillas abiertas aumenta la resistencia al aire.

8. Uso constante del aire acondicionado.

9. Mala alineación de ruedas o presión de inflado distinta a lo especificado en tu manual de propietario.

10. Falta de afinación del motor o afinación con especificaciones distintas a las que necesita el auto.

11. La mayoría de las personas consideran que llenar el tanque de combustible es ahorrar dinero, y hay razones para creer que es así (si no, no hubiese sido diseñado el automóvil con esa capacidad en su tanque); sin embargo, cuanto mayor peso tenga el auto mayor será su resistencia al avance; circular con el tanque a la mitad de su capacidad es un buen balance para ayudar a su ligereza.

MANTENIMIENTO

Pon atención a tu manual del propietario y realiza a tiempo los servicios que necesita tu automóvil; es por tu seguridad y para el correcto mantenimiento de tu auto. Antes de salir, revisa el derredor del vehículo en busca de indicios de fugas (aunque sea nuevo); en caso de haber una mancha, localízala y llévalo al servicio lo antes posible.

Frenos

Al arrancar por las mañanas –sobre todo en climas o meses fríos– es recomendable pisar el pedal del freno hasta el fondo varias veces, mientras avanzas lentamente los primeros metros del viaje (hazlo en la calle de tu vecindario), esto hace que los frenos alcancen una temperatura de trabajo adecuada y no patinen en caso de un frenado inesperado. Haz lo mismo si caes en un charco de agua: frena intermitentemente para secar discos y tambores; y acelera con precaución.

Pon atención a los ruidos de tus frenos, éstos te indican cuando es tiempo de cambiarlos (generalmente se escucha un sonido agudo al presionar el pedal).

Cuando detengas el auto, no le dejes todo el trabajo a los frenos; ayúdales con la caja de velocidades, bajando gradualmente la velocidad mientras frenas suavemente. Si al hacerlo el pedal se hunde más allá de lo habitual, es una señal de revisión inmediata; aunque a la siguiente frenada lo haga bien, puede haber una fuga en los conductos.

Amortiguadores

Aunque un auto moderno haya sido diseñado para trabajo pesado, el sistema de suspensión es una de las partes más castigadas. Para prolongar su ciclo de vida, aplica los siguientes cuidados:

Al llegar a obstáculos –como topes o baches–, disminuye tu velocidad para aminorar la fuerza del golpe. Además, pasa los topes en diagonal –no de frente–, una rueda a la vez.

Cuando el auto se mece en forma prolongada después de pasar un tope, es señal de que necesita un cambio de amortiguadores. Verifícalo haciendo lo siguiente: con el auto detenido, aplica presión sobre una de sus cuatro esquinas –con ambas manos– y libérala; si el auto regresa a su posición de un solo movimiento, los amortiguadores y el sistema de suspensión están bien; si se mece varias veces, es tiempo de un cambio.

Otros indicadores de revisión de amortiguadores son:

    1. Frenados inestables o con pérdida de control.
    1. Pérdida de control en curvas.
    1. Desgaste desigual en las llantas.
    1. Vibraciones en el volante de la dirección.
  1. Brincoteo en aceleraciones.

SEGURIDAD

Nunca traslades tanques de gas o contenedores con cualquier tipo de combustible, es un riesgo innecesario.

Lleva siempre en el auto los documentos indispensables para su tránsito: tarjeta de circulación, certificado de verificación, póliza de seguro y, desde luego, circula siempre con tu licencia de manejo vigente. Una buena idea es guardar una tarjeta nueva –para llamadas telefónicas– junto a esos documentos. Antes era recomendable tener una lista de personas o sitios importantes en la guantera, desafortunadamente hoy es necesario memorizar esos números.

Evita poner en los asientos cosas que llamen la atención –como bolsas, portafolios o computadoras personales–; mejor colócalos debajo del asiento delantero.

Circula con los vidrios cerrados y los seguros puestos, es mejor encender el aire acondicionado que exponerse a un robo por traer los vidrios abajo.

No lleves valores en tu auto, como joyas o documentos bancarios.

No uses joyas o relojes ostentosos al manejar, pueden llamar la atención más de lo que supones. Lo mismo aplica para el sistema de sonido de tu vehículo: mientras más discreto, mejor. Hay buenos sistemas de audio con excelente calidad y aspecto discreto.

Evita circular por calles poco transitadas o desconocidas, más aún si viajas sin compañía y de noche. Si tienes que ir a ese tipo de lugares, pide que te acompañe alguien de confianza; pero lo mejor es evitarlos. Si por cortesía ofreciste llevar a alguien y es una zona de este tipo, mejor pide un radiotaxi.